Saltar al contenido

Tabla de Ejercicios para Máquina de Remo

Si cuentas o tienes acceso a una máquina de remo, que mejor manera de sacarle todo el partido posible que con una buena rutina de ejercicios.

Maquina de remo
Maquina de remo

Es importante conocer y aplicar consejos que puedan mejorar el entrenamiento de manera considerable.

A continuación tienes una guía de entrenamiento para tu máquina de remo en donde vas a poder adecuar cada ejercicio a tu condición física, consiguiendo los mejores y más efectivos resultados que con tan solo 15-20 minutos al día vas a poder comprobar de primera mano.

A tener en cuenta antes de empezar con el ejercicio para máquina de remo

Antes de empezar es importante tener unas pautas de trabajo para contar en todo momento con la seguridad de estar realizando los ejercicios correctamente. Para ello, a la hora de empezar es interesante seguir una serie de claves para evitar problemas innecesarios o lesiones y conseguir un entrenamiento saludable y eficaz.

Tenemos que tener en mente que:

  • Para conseguir un ejercicio efectivo hay que realizarlo de manera constante.
  • Es importante realizar ejercicio de forma regular como mínimo 3 días a la semana.
  • La duración de cada sesión puede variar desde los 15 a los 60 minutos.
  • La intensidad del ritmo cardiaco es recomendable que se encuentre entre el 60 y el 80% del máximo.
  • Puedes realizar un par de veces por semana sesiones de mayor intensidad.
  • Puedes dejar un día de descanso entre cada entrenamiento para ayudar a recuperar los músculos.

Entrenamiento para máquina de remo

Para empezar con un entrenamiento básico en una máquina de remo es importante tener en cuenta que se va a realizar de manera constante durante unas 6-8 semanas. Durante este tiempo los músculos se van a fortalecer lo suficiente y la espalda va a coger la tonificación adecuada, mejorando también la resistencia cardiovascular y estando preparado para un entrenamiento de mayor intensidad.

La duración del entrenamiento puede durar entre un mínimo de 20 minutos y un máximo de 35.

Pasos a seguir para realizar el entrenamiento:

  1. Realizar cargas suaves durante el principio y el final del entrenamiento: Esto quiere decir que no tendremos que pasar de los 20 ciclos durante el primer minuto y medio, repitiendo esta secuencia todas las veces que sea necesario para completar el principio del entrenamiento. En el caso de que vayamos a entrenar durante media hora, el tiempo del principio en donde tendremos que realizar las cargas suaves sería de 10 minutos.
  2. Durante los 10 próximos minutos vamos a tener que realizar unas cargas medias: Esto se traduce en una frecuencia de remada de 30 ciclos con intensidad moderada.
  3. Para finalizar, durante los 10 últimos minutos vamos a volver a bajar a la carga suave de 20 ciclos durante minuto y medio, hasta completar la media hora de entrenamiento.

Ten presente que este es un entrenamiento básico para principiantes que se debe de realizar como mínimo durante 3 días a la semana para que se noten los resultados.

¿Cómo perfeccionar la técnica en una máquina de remo? 

Es fundamental realizar correctamente la técnica de remo para no sufrir ningún tipo de lesión y conseguir los mejores y más efectivos resultados. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de puntos para que la técnica esté lo más pulida posible:

  • No empieces con mucha carga ni intensidad durante los ejercicios iniciales. Empieza poco a poco y céntrate en conseguir una buena técnica.
  • Una vez que vayas avanzando y notes que ya dominas la técnica, es hora de que puedas añadir más carga de intensidad de manera progresiva.
  • Mantén la espalda recta durante toda la duración del entrenamiento. Es posible que con la extensión del tronco se pueda flexionar. Tienes que mantenerla recta en la medida de lo posible y no realizar movimientos bruscos.
  • Sujeta los pies con los agarres para que queden fijos y no se resbalen.
  • Al realizar el ejercicio no extiendas las rodillas por completo, sin que se realice un bloqueo articular total. 
  • Evita también el bloqueo de los brazos, sin llegar a extenderlos al máximo y sin bloquear tampoco los codos.
  • Puedes ir cambiando el agarre para evitar de esta forma la fatiga.