Saltar al contenido

Musculatura implicada al realizar ejercicio con una máquina de remo

Debes de saber que la técnica de remo se divide en tres fases principales en las que intervienen una serie de músculos distintos en cada una de ellas.

Las máquinas de remo son capaces de simular la técnica que se puede emplear en las piraguas o en situaciones reales similares. 

Musculos implicados en la maquina de remo
Musculos implicados en la maquina de remo

En un principio podemos distinguir entre dos partes técnicas. La primera tiene que ver con la musculatura y en la cual utilizamos energía, esta se llama tracción.

La segunda tiene que ver con la relajación de los músculos y tiene el nombre de recuperación. Con ella vamos a relajar los músculos y movernos hacia delante para que la polea acumule la energía necesaria.

Tipos de fases en una máquina de remo

Movimiento que se realiza en una máquina de remo
Movimiento que se realiza en una máquina de remo

Existen tres fases claramente diferenciadas que podemos dividir como:

Fase 1: Ataque

En esta fase es donde la musculatura empieza a trabajar. Los flexores de la columna vertebral se relajan y los brazos realizan un último esfuerzo para volver a traccionar, recuperando de esta forma y dando tiempo a que la sangre renueve la glucosa empleada.

Fase 2: Pasada

El tronco se estabiliza y se empieza a realizar el movimiento de tracción. Esto se traduce en que el pectoral mayor y los tríceps se activan para dar una mayor estabilidad a las muñecas, las cuales sujetan la polea. En el caso de las piernas, activan los músculos extensores de la rodilla y el tobillo eso sí, sin estar del todo flexionada y sin una tensión completa.

Fase 3: Salida

Es la última y la fase más dinámica de la técnica del remo. Se produce en el último tramo del ciclo en donde la fuerza se realiza con la espalda en un principio, colocándola a 90 grados con respecto a la máquina de remo. 

En ese momento la acción de los músculos del brazo y los hombros son los encargados de traccionar hasta llegar a tensar los brazos, con los codos en la parte lateral de la espalda. El abdomen se mantiene a máximo rendimiento para no perder energía y las piernas se extienden casi por completo pero sin llegar al bloqueo articular de la rodilla.

Una vez hayamos finalizado el ciclo de tracción hasta la fase de salida,empezamos de nuevo con el ciclo de recuperación y volvemos a la fase de ataque, repitiendo el proceso de las fases en cada una de las remadas.